El día 21 y 22 de marzo como estaba programado tuvimos una salida al pueblo de Moclín, la sede de la actividad fue en el Cuartel de la Guardia Civil que fue cedida por el Exmo. Ayuntamiento de Moclín gobernado por Don Manuel García Cerezo,  al que agradecemos  su cesión y apoyo a esta actividad. También agradecemos a Antonio Moreno padre de un scout del Grupo Fénix, y a nuestro guía que nos  fue ilustrando con las historias del lugar Javier Muñoz (ATS de Moclín y socio de AGAE).


En la Web de Moclín nos hacen una introducción de los que nos vamos a encontrar en esta comarca:

Por su situación estratégica en el fértil Valle de Velillos, Moclín ha sido lugar de asentamiento de diversas civilizaciones desde el Neolítico. Además de testigos arquitectónicos como el castillo nazarí o el santuario del Cristo del Paño, Moclín ofrece al turista la posibilidad de recorrer su Historia en el Museo Antropológico del municipio.

 El municipio de Moclín es uno de los más ricos en patrimonio histórico y artístico de toda la provincia, con una secuencia milenaria de ocupación humana y abundante presencia de restos arqueológicos de diferentes épocas y culturas. También es de los que cuenta en su término con un mayor número de núcleos de población, la mayoría de ellos con más habitantes que la propia villa donde reside el Ayuntamiento. Limones, Olivares, Puerto Lope, Gumiel, Tiena y Tózar son sus principales anejos. “

 

Nada más llegar nos dispusimos a conocer los rincones del Cuartel y nos encontramos en una de sus habitaciones un grupo de restauradores, recuperando una solería encontrada entre unos olivares de Tiena  de los Siglos I y II. La restauradora se nos ofreció a darnos los detalles de su trabajo y quedamos encantados con su explicación.

 Después del almuerzo cambió el tiempo totalmente y pasamos de un día soleado a un día de tormenta. Nos fuimos a la plaza del ayuntamiento  a tomarnos un café y esperamos un rato por si se pasaba la lluvia.

Salimos hacía el Castillo de Moclín pasando por la Iglesia y el antiguo cementerio por el camino nos encontramos una gruta donde hace algunos años celebramos una de las primeras Tótem del Grupo Poseidón y donde se le dió el nombre Scout a Jose Ureña, allí recordamos la anécdota de Pepe Vaca con “Mandriz Trepador”. Ya en lo alto del castillo divisamos los pueblos de Limones, Olivares,  Tozar y por supuesto al pie estaba Moclín.

A la vuelta cogimos el camino dirección al valle donde nos calló una buena lluvia y llegamos a una cueva donde encontramos una colección de pinturas rupestres. Subimos hasta coger la arista de la montaña donde pasamos por unas series de bunkers construidos en la guerra civil.

Al llegar al cuartel de la Guardia Civil empapados nos secamos y preparamos la cena, esta vez nos colocamos en una de la habitación donde encendimos la chimenea.

Recordamos canciones como Caminar, la Muralla, etc....

Ya a la noche preparamos la vela de insignias ya que hacia unos meses Pepe Sánchez Mota nos propuso dar paso a su compromiso con el escultismo adulto. Tras contar nuestras experiencias sobre el escultismo y nuestro deseo de continuar de aceptar a este como estilo de vida. Nos acostamos.

Y a la mañana siguiente comenzamos una breve ceremonia de la promesa, en la que se pasó a formular Pepe Sánchez Mota su promesa y compromiso con el escultismo.

Lógicamente se le manteo como es tradicional en nuestras ceremonias.

Ya el tiempo se nos echaba encima un grupo se dispuso a preparar el “Choto” con papas a lo pobre y unos filetes para los niños. Mientras el resto nos dispusimos a empezar la Asamblea Ordinaria de AGAE .

En ella se hizo un repaso de las actividades realizadas el año pasado, y se propusieron las actividades para este año.

Entre ellas destacamos el IV Encuentro de Scouts Adultos de AISG España esta vez se celebraría en Tenerife a un precio verdaderamente asombroso, el III Campamento Scouts Adultos de AISG España ( Pendiente de decidir cuando y donde), Campamento Portugués ACANAC, y el Encuentro del Mediterráneo a celebrar en Portugal.

Se aprobó la incorporación a la Corporación del Voluntariado Andaluz,  también las cuentas del año pasado y el presupuesto para este año aprobándose la cuota anual de 25 €. 

Pasando a las ruegos y preguntas con el hambre y el olor a comida dimos por terminada la Asamblea.

Almorzamos el esquisito Choto preparado por Joaquin,  Rosa, Juan Luis , bebimos , charlamos y pasamos un rato muy agradable.

Finalizamos la actividad con la tradicional canción de despedida, hasta la próxima.