Las Lagunetas - Santa Cruz de Tenerife.-

 

En una alegre y multitudinaria macroactividad medioambiental, que se viene repitiendo desde hace unos cinco años, este domingo 18 de noviembre, más de mil chicos y chicas scouts, pertenecientes a la Federación de Asociaciones Scouts de Tenerife – Scouts de España, han colaborado en la plantación de miles de árboles que ayudarán a la reforestación de nuestra isla de Tenerife en la zona de Las Lagunetas.

La importante macroactividad organizada por los Scouts de Tenerife en colaboración con el Área de Medio Ambiente del Cabildo Insular de Tenerife se desarrolló a lo largo de toda la jornada del dominical. Los jóvenes scouts, acompañados por sus monitores, recibieron puntualmente las indicaciones y orientación de los técnicos expertos del Cabildo Insular para realizar la plantación de miles de nuevos árboles de forma correcta y segura.

El evento contó con la colaboración de todos los grupos scouts que funcionan en la isla de Tenerife (006 Ucanca, 007 Zebensuí, 070 Aguere, 305 Betzenuhya, 446 Anambro y 499 Atamán), y este año, además, participaron simultáneamente en la macroactividad los chicos y chicas pertenecientes a todas las ramas de edad con las que cuenta el Movimiento Scout.

De esta forma, coordinados y dirigidos por sus monitores (mayores de 21 años), se puede afirmar que este año han plantado nuevos árboles para la isla de Tenerife los "castores" (niños y niñas de 6 a 8 años), los "lobatos" (niños y niñas de 8 a 12 años), los "scouts" (jóvenes de 12 a 16 años), los "escultas" (adolescentes de 16 a 18 años) y los "rovers" (adultos de 18 a 21 años).

Muy curioso y especialmente enriquecedor fue ver a los scouts, escultas y rovers, los más mayorcitos, hacer más de mil hoyos para que los más menudos, los castores y lobatos, fueran introduciendo en ellos las semillas o los pequeños plantones que, en pocos años se convertirán el los árboles que seguirán convirtiendo a Tenerife en la isla con mayor densidad de masa forestal del archipiélago de las Islas Canarias.

Con esta exitosa actividad, que año tras años valoran positivamente los scouts participantes, los chicos y chicas se dan cuenta de lo que cuesta plantar y hacer crecer una pequeña semilla de árbol y todo el bien que la mencionada masa forestal puede ofrecer a nuestra isla y a todos sus ciudadanos, los del presente y los de generaciones futuras.

Al final de la actividad y como colofón a la misma, los más de 1000 jóvenes scouts y sus monitores comparten la comida campera llevada por todos ellos, conjuntamente con los trabajadores, expertos y guardas forestales del Cabildo de Tenerife, a los que acompaña cada año el propio consejero de Medio Ambiente del Cabildo, Wladimiro Rodríguez Brito.