Sin entrar en el fondo, ni en la forma, de las cuestiones que han desatado la reciente "crisis institucional de la OMMS", es interesante resaltar, desde el punto de vista de un simple "cronista scout" (que no "historiador"), que se ha vivido en directo, a lo largo de un mes mal contado, casi en tiempo real, el desarrollo de la "¿mayor?" crisis en la historia de la Organización Mundial del Movimiento Scout.

Y esta vivencia, "de estar asomados" a los acontecimientos scouts que han ocurrido, se ha debido a la utilización masiva de las nuevas tecnologías, fundamentalmente internet, telefonía móvil y sms.

Porque los medios de comunicación apenas se han hecho eco para nada, por ahora (así parece mejor que mejor...), de asuntos tan importantes para los que sí que les interesa el ámbito scout en toda su extensión, porque forma parte intrínseca de sus vidas.

Habría que dar las gracias a todos/as los que han estado en primera línea desde las instituciones scouts, grandes o pequeñas, y/o desde sus casas...

De esta manera, por la red informática, se han tenido noticias de la Oficina Scout Mundial, al igual que de algunas Asociaciones Scouts Nacionales, personas, plataformas, etc...

Las Circulares 33 y 34 /2007 de la Oficina Scout Mundial y la carta de los trece países del grupo de Pattaya "son auténticas piezas de Museos y Archivos Scouts", al igual que los comunicados y cartas de EEUU, Suecia, Italia, etc, etc, etc...

Con igual rapidez, o más, se han difundido informaciones sobre la organización y existencia de plataformas de apoyo y/o información sobre la crisis.

También se han difundido los lugares en la red donde dejar opiniones y mensajes de apoyo, en uno u otro sentido, de manera que han sido, están siendo todavía, conocidas/os casi de inmediato por las personas interesadas en el desarrollo del tema.

No ha sido "un espectáculo", ni mediático, ni tan siquiera interno..., afortunadamente.

No ha llegado a serlo, pese a que algunos lo presagiaron, porque la sincera preocupación fue uno de los grandes ejes de los acontecimientos. 

Pero sí que ha tenido una cobertura informativa para consumo interno scout sin precedentes.

Sin ser un Jamboree, Conferencia Scout Mundial o actividad scout de semejante calado, a nivel mundial ha llegado a una gran mayoría de los scouters o educadores scouts, casi con más fuerza que "las macroactividades scouts oficiales".

Y todo esto, porque ha habido conciencia de estar asistiendo, de poder ser testigos, de un capítulo importantísimo en la HISTORIA DEL ESCULTISMO, del que todavía falta por conocer el verdadero alcance que tendrá, de sus consecuencias en el tiempo, y en todos, todos, los niveles gestión scout en el mundo...

Y además, ¡en el marco del Año del Centenario Scout Mundial!, con sus celebraciones y compromisos para con la historia pasada y el futuro del segundo centenario, lo que ha elevado el entorno emotivo a un grado nunca igualado. (Menudo colofón...!!!)

El llamamiento final de la 34/2007, ..." a la buena voluntad, al espíritu scout, a la calma, la objetividad, el restablecimiento de la tranquilidad y la paz, al trabajo para la reunificación del movimiento scout que ha estado peligrosamente dividido y amenazado"..., por el bien de los chicos y chicas que viven este "Gran Juego" del Escultismo, "casi parece tener los ecos del propio Baden-Powell desde el Eterno Campamento"...

Todavía hay mucho por analizar y escribir, respecto de lo que ha pasado y de lo que pasará.

La Conferencia Scout Mundial de Corea, en julio del próximo año 2008, será el horizonte cierto más cercano.  

Los "historiadores scouts se encuentran así un campo sembrado de datos, que con el tiempo tendrán que recolectar, poner en los graneros y volver a sembrar..." (esto "queda cursi", pero suena bien...)

Bueno, no hay que frivolizar con asuntos tan importantes, ... pero "el scout sonríe ante peligros y dificultades"... ¿o no?...; así que, para finalizar estas breves líneas escritas "a vuela pluma", o a "vuela ordenador", de un frío viernes de mediados de noviembre por la noche, tan sólo seguir deseando:

¡Buena Caza y Largas Lunas!, ¡Siempre Listos Para Servir!, dentro de un Escultismo alegre, servicial, en pandilla, educativo, activo, comprometido, lleno de aventuras, con la naturaleza, con la simbología, con los programas atrayentes y progresivos, con la Promesa y la Ley Scout por delante, etc, etc..., y pleno del estilo escultista propio, como movimiento juvenil de vanguardia que es, pese a los cien años, y con la vista puesta en los muchos más que le quedan...

En fin, que es posible, como scouts, "¡dejar un mundo mejor de como lo encontramos!"...

Un abrazo y afectuoso saludo Scout.