…/Scouts i Guíes Adults de Catalunya organizó el pasado fin de semana del 3 y 4 de marzo un encuentro en Viladrau (Girona).

El motivo de éste no era otro que la celebración del segundo aniversario de la fundación de la asociación y, por supuesto, la conmemoración del centenario del nacimiento del movimiento scout mundial (1907-2007).

El encuentro también sirvió para dar a conocer la asociación a aquellas personas que, habiendo formado parte del movimiento scout, se habían dirigido a ésta interesados en no perder el vínculo con el mismo.

El lugar donde se celebró consistía en una antigua masía rodeada de frondosos bosques situada a pocos kilómetros del pequeño pueblo de Viladrau, situado al pie del Parque Natural del Montseny. La casa y los alrededores proporcionaron un excelente marco para las diversas actividades en que consistió la reunión, también fue de agradecer el excelente clima que acompañó toda la asamblea. 

Aunque algunos de los asistentes empezaron a ocupar la casa durante la mañana del sábado, la ceremonia de inauguración no tuvo lugar hasta primera hora de la tarde. Durante la misma se hizo especial mención a aquellos miembros de SiGAC que, habiendo confirmado su asistencia a la misma, no había podido acudir debido a inesperados problemas de salud. Desde estas líneas les enviamos nuestro más ferviente deseo de una pronta recuperación.

Seguidamente se procedió al reparto de identificaciones y Maite Blázquez "Paloma Risueña" organizó un juego de presentación en el bosque cercano para ayudar a todo el mundo a conocerse.

Al caer la noche tuvo lugar una actividad, "Els Homes Llop de Viladrau" (Los Hombres Lobo de Viladrau), organizada por Jordi Cabau durante la cual todos los participantes, en el papel de aldeanos, debían hacer frente a unos terribles hombres lobo que asolaban la comarca.

Aunque la victoria final fue de los licántropos todo el mundo se divirtió y comentó las situaciones que se habían producido durante la cena que tuvo lugar después y en la confección de la cual todos colaboraron.

 Después de la cena los más pequeños se fueron a dormir y los mayores, café en mano y bien abrigados, salieron al exterior para contemplar el eclipse de luna que tuvo lugar esa noche.

La masía estaba provista de una enorme chimenea que, aparte del caldear toda la casa, sirvió como base para la realización de un fuego de campamento durante el cual se habló y habló hasta bien tarde, cuando finalmente todos se retiraron a sus camas vencidos por el sueño.

A la mañana siguiente, después de desayunar, se realizó una excursión al río cercano durante la cual se habló de las diversas problemáticas a las que debía enfrentarse nuestra asociación, concretándose fechas para la realización de la siguiente Asamblea General. A lo largo de esa mañana nuestro número se acrecentó con la llegada de algunos miembros que no habían podido acudir el día anterior.

Después de la comida tuvo lugar una reunión informal en la que Santiago Ferrer, presidente de la asociación, procedió a la entrega de insignias a algunos de los miembros.

La reunión finalizó con la típica "foto de familia" y el canto de "L"Hora del

Adeus" por parte de todos los participantes…/