Además, 68 voluntarios de la asociación Exploradores de Madrid recorrieron las calles aledañas a la céntrica plaza, así como la larga cola que se formó para recoger el roscón, con el objetivo de recaudar donativos a beneficio de Aldeas Infantiles entre todos los ciudadanos.

El secretario general de la organización Exploradores de Madrid, Javier González, afirmó que el evento es «muy bien recibido por la población en general» y añadió que los madrileños «esperan con muchas ganas este día» para acudir a colaborar. González recordó que los exploradores, jóvenes de entre 17 y 21 años, también ayudan a la asociación en "el día del cocido" pidiendo la voluntad para recaudar fondos.

Para bajar el artículo en pdf visita http://agae.aisg.es/publicid/publi.htm y pulsar artículos prensa 

MILES de personas respondieron ayer a la invitación de Aldeas Infantiles SOS para degustar en la Puerta del Sol de Madrid un roscón de Reyes de más de dos toneladas, acompañado por un vaso de chocolate caliente. Según indicó el presidente de Aldeas Infantiles, Juan Belda, el objetivo de esta iniciativa, que se celebra cada 5 de enero desde hace 18 años, es recordar a los ciudadanos «que hay niños vulnerables que todavía nos necesitan». Además, 68 voluntarios de la asociación Exploradores de Madrid recorrieron las calles aledañas a la céntrica plaza, así como la larga cola que se formó para recoger el roscón, con el objetivo de recaudar donativos a beneficio de Aldeas Infantiles entre todos los ciudadanos.

El gran roscón de Reyes congregó a unas 12.000 personas, según Aldeas Infantiles, que pudieron disfrutar de un ambiente festivo con la actuación de la orquesta Venecia, que se situó junto al monumento de "El oso y el madroño" para interpretar canciones populares.

Belda, quien indicó que los madrileños «son muy solidarios », puesto que más del 40% de los socios de la organización que preside son de la capital, mostró su agradecimiento a José Pedro Orio, el pastelero que desde el comienzo de esta iniciativa regala gratuitamente el dulce navideño.

Para la preparación del roscón se utilizaron 1.200 kilos de harina, 3.700 huevos, 200 kilos de azúcar y otros tantos de mantequilla, 100 kilos de levadura, 75 de piel de naranja, 60 de fruta escarchada, 25 litros de ron, 12 kilos de sal y dos litros y medio de agua de azahar. El Centro Comercial Las Ventas y el Ayuntamiento de la capital, que cedió el espacio en la Puerta del Sol, también colaboraron con Aldeas Infantiles.

El secretario general de la organización Exploradores de Madrid, Javier González, afirmó que el evento es «muy bien recibido por la población en general» y añadió que los madrileños «esperan con muchas ganas este día» para acudir a colaborar. González recordó que los exploradores, jóvenes de entre 17 y 21 años, también ayudan a la asociación en "el día del cocido" pidiendo la voluntad para recaudar fondos.

Como proyectos para el 2007, Belda anunció que Aldeas Infantiles terminará un centro de día en Tenerife, así como la reestructuración de la aldea de Barcelona con una casa comunal y viviendas sociales nuevas.

«En Suramérica hemos tenido un gran crecimiento», indicó el presidente, quien añadió que en Nicaragua se inauguró recientemente una aldea infantil con ocho niños así como una escuela para más de mil niños de los barrios menos favorecidos de Managua.