Siempre listos
Casi 2.000 jóvenes se dan cita estos días en Ronda para celebrar el XV Festival de la Canción Scout de Andalucía

Siempre listos

TEXTO: ALMUDENA SALCEDO / FOTO: ECIJARA / RONDA/
SON jóvenes, llevan uniforme azul y pañoleta de colores y tienen un lema común, 'dejar el mundo mejor
 
CAMPAMENTO. Los jóvenes acampan estos días en el Patronato Militar de Ronda.
que lo encontramos', son scouts. Desde ayer y hasta el próximo martes, 45 de los 60 grupos integrantes de la Asociación Scouts de Andalucía se dan cita en Ronda para celebrar su XV Festival de la canción y primer Jamboree. Casi 2.000 scouts acampan en las instalaciones del Patronato militar Nuestra Señora de la Paz. Allí el suelo ha desaparecido bajo tiendas de campaña de todas las formas, colores y tamaños y chicos y chicas de todas las edades comparten juegos y diversión, y es que, aquí sí, lo importante no es ganar, sino participar.

A pesar de todo el campamento está perfectamente organizado. Castores, lobatos, scouts, escultas y rovers de diferentes grupos comparten espacio y actividades. A los más pequeños hay que ayudarles a montar las tiendas y organizar su campamento. Los mayores, más avezados, terminan antes y no dudan en colaborar con sus compañeros. Todos saludan, ríen y se divierten. Las pañoletas verdes y azules se mezclan con las rojas y las tricolores, pocas cosas les diferenciarán durante este largo fin de semana.

El festival

Sin embargo la rivalidad existe, al menos durante unas horas, ya que cada uno debe apoyar a su grupo y animar y gritar como el que más cuando empiece el festival de la canción. A las 16 horas el campamento se quedó vacío, casi abandonado. Todo estaba en su sitio y los scouts, cómo no, se preparaban para una gran velada. Bonitas canciones creadas por ellos mismos donde lo más importante es el mensaje. Los scouts son solidarios, participativos y respetuosos con el medio ambiente. Les gusta trabajar en grupo y disfrutan ayudando a los demás. Aprenden a través de juegos y canciones y, casi sin darse cuenta, se convierten en personas responsables y disciplinadas. De todo eso hablan sus canciones, de eso y de la amistad, los campamentos y divertidas veladas alrededor de una hoguera. Anécdotas hay para todos los gustos, y también muchos reencuentros -hay quien se ve de festival en festival- porque en Ronda se dan cita jóvenes procedentes de todos los rincones de Andalucía.

Los juegos, el aseo, las comidas, todo está programado. Deben trabajar en equipo y hacer causa común. Hay que cuidar el entorno y tenerlo todo en perfecto estado de revista. Responden a un mismo saludo y un mismo grito, 'Scout siempre listo', y tienen un símbolo, la flor de lis. Hoy estos jóvenes cambiarán el campo por la ciudad y realizarán sus actividades en las calles y parques de Ronda. Jugarán e intercambiarán experiencias con alumnos de los colegios rondeños, y responderán a cuantas preguntas les hagan.

Despedida

Durante cuatro días 1.800 jóvenes llegados de toda Andalucía comparten plato y cama en Ronda. Juegan, cantan, aprenden y se divierten desde por la mañana hasta por la noche. El martes llegará la amarga despedida. Antes unirán sus manos, cruzarán sus piernas y entonarán su canción. Entonces los alrededores del Patronato volverán a quedar vacíos y los scouts se dirán un hasta luego. Dentro de un año se volverán a reunir en otro festival de la canción, o en un San Jorge, cualquier excusa es buena para volverse a ver.