ImageEl Presidente del Parlamento Europeo Josep Borrell ha recibido la "Llama de la Paz" al comienzo de la última sesión plenaria del año en Estrasburgo. La llama, procedente de Belén, atravesará Austria y será llevada a los 25 países de la Unión Europea.

La llama de la paz "nos recuerda la Navidad como símbolo de paz y entendimiento entre los pueblos del mundo," ha dicho Borrell. "Porque Europa no siempre ha vivido en paz, al contrario, y porque la paz es algo que se conquista día a día, les agradezco sinceramente que hayan traído esta llama de la paz al Parlamento Europeo para recordárnoslo," ha añadido.

El Parlamento Europeo ha recibido la llama de la paz durante los últimos nueve años. La ceremonia fue inaugurada por su organizador, el eurodiputado austríaco cristiano-demócrata, Paul Rübig. "Todo esto supone una introducción perfecta al inicio la Presidencia austriaca de la UE," dijo Borrell.

La llama de la paz de Belén se inició en 1986, en Austria, como parte de una misión caritativa en ayuda de niños con minusvalías y personas sin recursos. La llama llegó de Belén (el lugar de nacimiento de Jesucristo) a Austria, donde fue distribuida por todo el país a través del movimiento de los Scout. La idea principal del proyecto fue la de llevar el mensaje de luz y paz al mayor número de personas posible.